En el mercado ganadero hay dos tendencias claras: Bajan los gordos mientras aumenta la ternerada

El mercado ganadero hay dos tendencias marcadas. Mientras el precio de la invernada sube por la escalera, el del ganado con destino a la faena baja al primer subsuelo. Si comparamos los precios nominales y promedios del Mercado de Liniers que se obtuvieron en lo que va de septiembre contra los que se dieron entre el 1 y 20 de mayo, la caída fue de poco menos de 2% para novillos, novillitos y vaquillonas.

En el mercado ganadero hay dos tendencias claras: Bajan los gordos mientras aumenta la ternerada

Esto significa una pérdida en términos reales del 15%, incluyendo la evolución de este tramo del año.

La excepción fue la vaca, que aumentó en forma nominal un 15% en ese período, al pasar de 113 a 130 pesos por kilo vivo en el promedio. La mejora tiene que ver con el faltante estacional, que se hace sentir a pesar del recorte en las exportaciones a China al 50% y de que muchos matarifes que antes peleaban por hacerse de estas haciendas quedaron fuera de competencia por las medidas oficiales.

Mientras el ganado para faena cae 15% y la carne en el mostrador también baja de precio -aunque en una proporción mucho menor, lo que da cuenta de cierta recomposición de márgenes en la cadena minorista-, la invernada va por otro carril y sigue subiendo.

Así, los terneros de 180 kilos se venden entre 240 y 260 pesos por kilo vivo, al menos 10% más de los valores registrados hace pocas semanas.

Este interés tiene que ver con diferentes cuestiones. Por un lado, hay un claro objetivo de los productores para no “quedarse con pesos en la mano”, una tendencia que viene sucediendo desde la zafra 2020.

Por otro lado, hay poca oferta estacional de terneros y esto se combina con el interés, en especial de recriadores, de aquellos productores que tienen campo y que pueden sumarle kilos a bajo costo. También con las compras de matarifes y frigoríficos que quieren asegurarse parte de la oferta para los meses que vienen.

La brecha entre un precio del gordo que tiende a estancarse o bajar y una invernada que se afirma es la que está dejando fuera de carrera a los feedloteros, que son los que pueden abastecer de hacienda en el corto plazo al mercado, y que están a su vez alertando de un posible faltante en los meses del verano.

Se verá entonces si las medidas del gobierno para incentivar el consumo dieron efecto y eso se traduce en mejores precios por el ganado para faena.

Fuente: Bichos de Campo

Volver

Otras Novedades

22/10/2021

La carne saltó el cepo. Creció 19% la exportación y se llevó el 30% de la producción

22/10/2021

Retenciones. Críticas del campo a un beneficio para el sector petrolero si exporta granos

22/10/2021

Maíz de segunda en el sudeste de Buenos Aires: Una opción que le compite a la soja en lo económico y la supera en lo ambiental

22/10/2021

Se agrava el panorama. Cómo viven los ingenieros de zona núcleo la suba de los insumos

22/10/2021

Ojo que vuelven días fríos

22/10/2021

Se viene el cambio de paradigma para la ganadería

21/10/2021

La tormenta global que es una amenaza para el campo

21/10/2021

La industria láctea no ve sustentable el congelamiento de precios y ofrece un acuerdo

21/10/2021

Suba de costos. ¿maíz o soja de segunda?

21/10/2021

Que se corra el telón: En noviembre se harán los primeros remates “ensayo” en el nuevo Mercado de Cañuelas