La siembra de soja y maíz entró en una cuenta regresiva por aprovechar la poca humedad del suelo

El fin de semana volvió a llover en varias regiones agrícolas, aunque de manera dispar, y los suelos continúan requiriendo más precipitaciones para recuperar humedad y darle continuidad a la siembra de soja y de maíz, en especial ante el regreso de altas temperaturas

La siembra de soja y maíz entró en una cuenta regresiva por aprovechar la poca humedad del suelo

El anterior fin de semana también se registraron lluvias que dieron un cierto alivio. La humedad sigue “muy deficitaria”.

Esta vez, las zonas más beneficiadas fueron el oeste de Buenos Aires y parte de La Pampa, además del sudoeste de Córdoba. Vale recordar que la siembra de soja y de maíz exhiben el menor ritmo de avance de los últimos 22 años. Con 6 millones de hectáreas entre ambos cultivos, se sembró un 40% menos hasta ahora contra igual fecha de 2021.

“Las precipitaciones del fin de semana fueron escasas, dejaron en promedio entre 5 y 15 mm y en algunas zonas llegaron a 20 mm. No hubo cambios significativos y la situación sigue siendo muy deficitaria”, indicó el meteorólogo Leonardo De Benedictis. Aclaró que fueron “positivas y se aprovecharon más” en aquellos sectores en donde llovió el fin de semana anterior. “Fueron suaves y se absorbió gran parte de lo que cayó”, precisó.

En la misma línea, para Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, “han mejorado mucho varios sectores de La Pampa, centro y oeste de Buenos Aires, pero en la zona núcleo, como en el norte bonaerense y sur de Santa Fe, no ocurrieron lluvias significativas para recuperar el marcado déficit hídrico en los suelos”. Detalló que en algunas áreas, como Pergamino o Junín, y el este de Córdoba y el centro de Santa Fe, “tuvieron mejores lluvias locales”.

 

De acuerdo a los datos brindados por el Servicio Metereológico Nacional (SMN), entre el viernes y ayer en Junín llovió 10 mm; en Pehuajó, 17,4 mm; Trenque Lauquen, 21,8 mm; Bolívar, 50,6 mm; Laboulaye, 21 mm; Marcos Juárez, 20 mm; Venado Tuerto, 5 mm; Rosario, 4,7 mm; Sauce Viejo, 7,3 mm, y General Pico, 24,7 mm.

Cristian Russo, jefe de estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), contó que la información con la proyección de noviembre que manejaban en la entidad “daba que iba a ser un mes muy difícil, que toda la región pampeana iba a recibir la tercera parte de agua y que las lluvias importantes eran las de la semana pasada”. Señaló: “El pronóstico se ajustó a lo que estábamos esperando”.

 

Según detalló, con los 15 mm que, aproximadamente, llovió el fin de semana en toda la franja oeste agrícola, “podría haber dos o tres días más de siembra”. Es decir, alcanzan para cumplir esos días de siembra.

“A partir de mañana vuelven las altas temperaturas, por encima de los 30 grados”, expresó. Además, en los próximos siete días en la región central no habría nuevas precipitaciones. “Hay que aprovechar para sembrar todo lo que se pueda”, comentó.

“Es parecido a lo que pasó la semana pasada, pero esta vez con menos agua. Por eso, si nuevamente vuelven a subir las temperaturas, van a volver las condiciones desecantes y una demanda atmosférica muy fuerte”, dijo.

De acuerdo a la BCR, las hectáreas “efectivamente” implantadas con soja y maíz en lo que va de la campaña 2022/2023 están un 40% por debajo de lo registrado el año pasado para la época. Versus los 8,64 millones de hectáreas de 2021, para este ciclo la entidad aguarda una superficie de 7,9 millones de hectáreas en maíz. En tanto, subiría de 16,1 a 17,1 millones de hectáreas en la soja.

De acuerdo al informe semanal de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), que está dentro de la órbita de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, “las lluvias de la semana [por la anterior] no fueron generalizadas, sino que mostraron máximos locales importantes a la vez que grandes áreas casi sin precipitaciones”.

“La zona núcleo nuevamente muestra un desecamiento, aunque leve”, apuntó. Asimismo, “se generalizan las reservas regulares a escasas en toda esta área”.

“Córdoba y Santa Fe mantienen el predominio de reservas regulares a escasas, mejores en la zona de influencia de Río Cuarto como resultado de las últimas lluvias”, reveló.

En particular, en Pergamino “el avance actual en la siembra de maíz es del 22% del área, cuando el promedio de las últimas 5 campañas es 80%”. En tanto, en Junín ha comenzado la siembra de maíz, pero “corresponde principalmente a los productores que tienen hacienda”.

Por último, en la provincia de Santa Fe, en Casilda se observa a nivel general un retraso en el desarrollo del maíz respecto de épocas normales. Los lotes de soja nacidos tienen un adecuado stand inicial de plantas, aunque la humedad disponible es superficial, poca para lo que se necesita.

Fuente: Diario La Nación

Volver

Otras Novedades

07/12/2022

El presidente de La Rural alertó que el campo está perdiendo competitividad con este tipo de cambio

07/12/2022

La sequía ya tiene un costo equivalente al 0,6% del PBI

07/12/2022

Los mapas sobre el “infierno” de temperaturas máximas que se vienen

07/12/2022

Europa avisa que no comprará más soja ni carne proveniente de zonas deforestadas a partir de 2021

07/12/2022

Ahora la estrella del mercado internacional es la harina de soja gracias a la incertidumbre presente en la Argentina

07/12/2022

Córdoba: con un 30 % de cosecha, los rendimientos de trigo continúan a la baja

06/12/2022

La Mesa de Enlace le pedirá una audiencia a Massa por los efectos negativos del dólar soja y una intervención que admitió el ministro

06/12/2022

Desastre climático Productores optan por pastorear lotes de maíz antes de que la sequía los termine de liquidar

06/12/2022

Se desinfla el dólar soja Siguen subiendo los precios ofrecidos ante el menor interés de los productores en desprenderse del poroto

06/12/2022

Autorizan aumentos de 4% mensual para el biodiesel